¿Cuál es el mejor momento para tomar chocolate con churros? - KingChurro
1120
post-template-default,single,single-post,postid-1120,single-format-standard,cookies-not-set,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
¿Cuál es el mejor momento para tomar chocolate con churros?

¿Cuál es el mejor momento para tomar chocolate con churros?

Para todos a los que nos apasiona tomar chocolate con churros, cualquier ocasión es buena para disfrutar de esta delicia. Pero, ¿cuándo es teóricamante mejor momento tomarlos, para desayunar, o para merendar?

Chocolate con churros, mejor tomarlos en el desayuno

Como decíamos, para nosotros el mejor momento del día para tomarse un buen chocolate con churros es aquel en el que más nos apetezcan. Sin embargo, si nos guiamos por los principios de la nutrición, si podemos elegir el momento, mejor por la mañana.

Ya lo dice el refrán, «desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo». La primera comida del día es la más importante. Ya que después de varias horas de sueño, los primeros alimentos serán los encargados de recuperar las energías perdidas y aportar todos los nutrientes que necesitamos para empezar el día como es debido.

Además, si decidimos que el mejor momento para tomar chocolate con churros es el desayuno, tendremos todo el día por delante para quemar las calorías ingeridas. Algo que no ocurre si los dejamos para última hora de la tarde.

¿Por qué es importante no saltarse el desayuno?

Además de lo que acabamos de mencionar, debemos ser conscientes de que lo que no desayunamos también nos engorda. Si por las mañanas estamos muy estresados y hacemos todo con prisa, hasta el punto de perdernos el desayuno, seremos más propensos a engordar.

Comer de forma adecuada las primeras horas del día hace que nuestro metabolismo se active y queme calorías más rápido a lo largo de todo el día.

Además, tomar alimentos con glucosa por la mañana nos ayudará a estar más despiertos y concentrarnos más en todos nuestros quehaceres.

Según la profesora de universidad y autora de ‘The Big Breakfast Diet’, Daniela Jakubowicz, aquellas personas que juntan todas las calorías por la mañana tienen más probabilidades de sentirse satisfechos. Lo que les ayuda a evita el picoteo durante el resto del día. A esta afirmación añade que tomar chocolate por la mañana, cuando nuestro metabolismo pasa por nuestro mejor momento, es un método infalible de evitar antojos el resto de la jornada.

El estudio publicado en ‘Journal of Nutrition’, y realizado por la Universidad de Loma Linda en California y el Instituto Público Nacional de Salud de República Checa, también llegó a la conclusión de que saltarse la cena por completo y estar en ayuno 18 horas es un buen método para adelgazar. Ya que según se explica, lo de hacer varias comidas ligeras a lo largo de todo el día no es un método que le sirva a todo el mundo para perder peso o mantenerlo.

¿Cuáles son los hábitos de los españoles en el desayuno?

En España, los estudios relativos señalan que la mayor parte de la población prefiere desayunos ligeros y digestivos, siguiendo la tendencia de la vida sana. No obstante, también son muchos para los que para su desayuno ideal apuestan por alimentos listos para tomar en el momento y lugar que se desee.

En este sentido, según un estudio de la marca Kaiku, el 40% de los ciudadanos españoles hace un desayuno completo, compuesto de café o té, tostadas y frutas o verduras para así evitar picar entre horas. El 33% apuesta por algo más clásico, como la leche con galletas, cereales o bollería. Y una parte menor apuesta por sólo café, té o leche (23%), o que hace un desayuno tipo americano, con huevos y embutidos varios (4%).

Tal y como comentamos en nuestro anterior post, tomar chocolate con churros es una opción más saludable de lo que pensamos, por lo que sean para desayunar, o merendar, son una opción más que acertada si se hace de manera ocasional.