Los beneficios del chocolate caliente - KingChurro
1108
post-template-default,single,single-post,postid-1108,single-format-standard,cookies-not-set,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
Los beneficios del chocolate caliente

Los beneficios del chocolate caliente

Podría decirse que el chocolate caliente es uno de esos placeres de la vida que no sólo está delicioso, sino que además viene cargado de beneficios para la salud. ¿Los conoces? En KingChurro contamos con nuestro propio chocolate a la taza para disfrutar de ese pequeño momento de relax y desconexión, sea en invierno, en verano, o en cualquier otra época y momento del año.

Los beneficios del chocolate caliente

El origen del chocolate caliente

El chocolate caliente existe desde hace siglos, considerándose desde siempre como una bebida de los dioses. De hecho, el chocolate líquido se hizo popular antes del chocolate sólido, no sólo por su sabor, sino también por sus propiedades curativas.

Muestra de estos beneficios para la salud son los indios Kuna, que viven en unas islas frente a la costa de Panamá y son conocidos por su baja prevalencia a la hipertensión, la diabetes tipo dos y el endurecimiento y estrechamiento de las arterias (aterosclerosis).

Estos indios consumen hasta cinco tazas de chocolate al día, aunque acompañan este hábito saludable con una dieta rica en pescado, moderada en proteínas y alta en carbohidratos no refinados.

¿Por qué es sano el chocolate?

Según las investigaciones realizadas al respecto, los beneficios del chocolate caliente para la salud vienen motivados por su alto valor en antioxidantes beneficiosos, concretamente en sus flavanoles; unas sustancias muy eficaces para combatir diversas enfermedades.

Por ello, se debe apostar por chocolates ricos en flavonoides de cacao, no demasiado dulces. Aunque de vez en cuando un capricho de chocolate con churros también es totalmente aceptable y beneficioso, (¡especialmente para darnos energía y subirnos el ánimo!).

El grano de cacao fresco es la fuente más rica en flavanoles, y los productos con un alto contenido en cacao, como el polvo de cacao, también son productos ricos en estos antioxidantes.

Los beneficios del cacao para la salud cardiovascular

Los flavanoles que tiene el cacao pueden ayudarnos a disminuir la presión arterial y mantener la función de los vasos sanguíneos de forma saludable. Ya que esta sustancia hace que los vasos sanguíneos se vuelvan más flexibles y puedan expandir mejor el flujo de sangre.

Al mejorar el flujo sanguíneo, y hacer que el sistema circulatorio suministre oxígeno y nutrientes importantes de forma más eficaz, también se mejora el padecimiento o prevención de diversas enfermedades de origen cardiovascular.

En un estudio llamado FLAVIOLA, se comprobó que las personas que consumieron una bebida de cacao rica en flavanol dos veces al día durante un mes, mejoraron muchas características de la salud cardiovascular. Entre ellas la función endotelial, menor presión arterial, mejor rigidez vascular y disminución del colesterol total y LDL.

El efecto del cacao en el cerebro

Los flavanoles del cacao también sirven para mejorar la función de los vasos sanguíneos en el cerebro. Lo que a su vez podría ayudar a revertir el deterioro de la memoria en pacientes adultos mayores sanos.

Otras investigaciones indican que los flavonoles son beneficiosos para la piel, al reducir signos de fotoenvejecimiento y mejorar su elasticidad; los lípidos en la sangre y también ser positivos para prevenir y ayudar en el tratamiento de diabetes tipo dos.

Beneficios del chocolate para los deportistas

El chocolate caliente es una bebida excelente para recuperar después de un entrenamiento duro. Sus carbohidratos y azúcares ayudan a reponer las reservas deglucógeno, la proteína en la leche ayuda a reparar el daño muscular y los flavanoles de cacao pueden ofrecer beneficios adicionales.

Por ejemplo, el cacao puede ayudar a relajar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo sanguíneo. Otros estudios dejan constancia de que tomar bebidas de cacao tras el entrenamiento disminuye el dolor muscular que provoca el ejercicio. Mientras que otros aseguran que el chocolate negro puede tener beneficios en el rendimiento de los deportistas.